Cultivando Esperanza. Un instrumento para arraigarse en la tierra

Desde el 2010, Tacuarembó/Marfrig brinda su apoyo a Fundación Logros para fortalecer el Programa Huerta Orgánica que se desarrolla en escuelas primarias de todo el país y que apunta a la formación integral de los niños y su entorno inmediato, en temas tales como el cuidado del medio ambiente, alimentación saludable, producción sustentable y valores.

Más de 45.000 niños en 400 escuelas de todo el país han sido beneficiados por este programa que se desarrolla desde 1996 en el marco de un convenio con ANEP-CEP (Administración Nacional de Educación Pública y Consejo de Enseñanza Primaria).

La decisión de Tacuarembó/Marfrig por ayudar a fortalecer esta iniciativa se sustenta en la convicción de que el programa se ha convertido en una importante herramienta educativa, tanto para los niños de la escuela primaria como para sus maestros y sus familias.

En Tacuarembó/Marfrig queremos orientar nuestras acciones de Responsabilidad Social Empresaria hacia la gente del interior del país, apoyando el desarrollo de actividades agropecuarias que fomenten la radicación de la familia del interior en sus localidades con herramientas de trabajo genuinas.

La experiencia se implementó a través de la instalación de un invernáculo en el predio de cada escuela a modo de "aula práctica". Allí los niños de 4º año en adelante reciben el conocimiento teórico práctico sobre la preparación de la tierra en forma natural, lo que tiene que ver con las semillas, las mudas, el cultivo, el cuidado, y todo lo relacionado a ello.

El niño aprende a cosechar el fruto de su trabajo y lo producido se usa en el comedor de la escuela o para el consumo de su familia. Se fomenta así el amor por el trabajo con la tierra, la iniciativa, la creatividad y la tarea en equipo para lograr resultados.

Tacuarembó / Marfrig colaborará este año con Fundación Logros en la instalación de nueve huertas orgánicas en el entorno de sus plantas industriales del interior del país, dos en Tacuarembó, dos en Salto, dos en Colonia, dos en San José y una en Río Negro, próxima a la Planta de Elaborados de Fray Bentos.

Es la primera vez que Tacuarembó/Marfrig trabaja en conjunto con la Fundación Logros y de este modo concreta su respaldo al desarrollo de emprendimientos que impulsen el sector agropecuario.